¿Qué significa el día de la tierra y por qué celebrarlo? Mitos y realidades


4 minutos lectura

Cada 22 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Tierra (Earth Day), una de las pocas celebraciones cuyo propósito no es comercial y, por lo contrario, tiene como objetivo concientizar a las personas sobre la importancia de la conservación y cuidado del medio ambiente. Un tema muy controversial que cada día toma más fuerza en los gobiernos y organizaciones mundiales.

Historia del día de la tierra: 

La década de 1960, fue reconocida por el auge de grandes activismos sociales y políticos. La preocupación por el medio ambiente era cada vez más notoria, aunque el tema ecológico no se encontraba aún en la agenda de los gobiernos internacionales. Sin embargo, en Estados Unidos, el senador Gaylord Nelson decidió iniciar una serie de campañas que buscaban favorecer el medio ambiente.

Pero no fue sino hasta 1970 que logró organizar una manifestación a gran escala junto al activista Denis Hayes, en el que las personas expresaron su preocupación por la conservación de la tierra, el 22 de abril del mismo año. A partir de allí, se creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y varias leyes enfocadas en el medio ambiente.

¿Por qué se celebra el día de la tierra? 

Este día busca recordarles a las personas la importancia de los recursos naturales para la vida y un llamado a tomar acciones para su conservación. Este es el verdadero significado del día de la tierra.

Desde aquella protesta memorable, que mencionamos anteriormente, se han implementado grandes políticas ambientales y acuerdos liderados por la ONU y es un tema que se ha convertido en una preocupación colectiva.

La “ideología verde” es cada vez más extensa en todo el mundo, sin embargo, el camino para solucionar la problemática ambiental en la que vivimos es largo y complejo. Hacen falta acciones inmediatas y contundentes en la que se evidencien cambios reales, no solo desde los gobiernos, sino desde las posibilidades de cada uno de nosotros.

Climate Change Love GIF by SoulPancake - Find & Share on GIPHY

 Desmintiendo mitos con hechos…

Aunque cada vez hay más personas que se definen a sí mismas como “ambientalistas”, aún hay mucha desinformación sobre el tema y mitos alrededor de él. Aquí te contamos la realidad de 3 mitos que te dejarán 😱:

 MITO: “Contaminación” es lo mismo que “cambio climático”

REALIDAD: La contaminación ambiental es dada por un agente físico, químico o biológico que contamina el ambiente (agua, aire o suelo) y es nocivo para la salud. Por su lado, el calentamiento global se da por el aumento en la concentración de gases efecto invernadero, pero estos no son nocivos directamente para la salud ni son considerados contaminantes.

 MITO: Plantar miles de árboles es la mejor solución para el cambio climático.

REALIDAD: Una gran cantidad de árboles forma bosques y estos no son los únicos ecosistemas que existen y que necesita la tierra. Las turberas o humedales almacenan en realidad más CO2 y se convierten en sumidero más rápido que los bosques, por eso es importante su conservación. Además, los árboles tardan mucho tiempo en crecer y el cambio climático es un tema que necesita acciones inmediatas.

MITO: El reciclaje resuelve el problema de residuos

REALIDAD: En realidad el porcentaje de los residuos que se puede reciclar es muy pequeño. Lo ideal es seguir en orden las 3R:

  1.   Reducir el consumo de productos innecesarios
  2.   Reutilizar. Darles una segunda vida a los productos antes de desecharlos.
  3.   Reciclar. Esto es importante, pero debería ser nuestra última opción.

En la actualidad, los avances industriales han sido los más criticados por activistas de todo el mundo, atribuyéndoles el deterioro ambiental a sus acciones expansionistas. Y lo cierto es que como humanidad estábamos enfocados en disfrutar el progreso y la industrialización, dejando de lado las consecuencias ambientales que esto podría traer. Afortunadamente cada vez son más las empresas que se unen a realizar prácticas sustentables y aportar su granito de arena.

Sin embargo, esto no es suficiente. Es necesario que cada uno de nosotros adopte prácticas que ayuden a solucionar la problemática de raíz. Logrando un cambio colectivo, el impacto positivo puede ser mucho más fuerte.

Y es que no basta con sembrar un árbol o reciclar, es analizar nuestra rutina diaria e identificar cómo ajustarla para generar un menor impacto ambiental, como:

  •       Disminuir el consumo de agua que usamos para bañarnos, lavar, limpiar, etc

  •       Ahorrar luz. Apagar y desconectar los dispositivos que no usemos y preferir bombillos ahorradores

  •       Restringir el consumo de productos contaminantes que no sean necesarios, como la compra excesiva de ropa

  •       Reducir el uso de carros y motos. Usarlos solo cuando sea necesario.

Y como dato extra: ¿Sabías que siendo estudiante de Open English también cuidas el planeta?

Nuestra plataforma 100% online tiene todo lo necesario para tu aprendizaje. No necesitas libros, fotocopias ni materiales adicionales. Por lo tanto, ayudas a proteger bosques y evitas el gasto innecesario de papel.

Además, como no necesitas desplazarte en tu carro o moto para asistir a tus clases de inglés, ayudas a disminuir la emisión de gases que contaminan el ambiente.

Ahora que ya sabes el significado del día de la tierra ¡Únete a esta celebración! Pinta tu conciencia de verde y de paso aprende inglés desde y cuando quieras con el método online #1.

Entonces, ¿ya eres verde?

Conoce más sobre Open English.


Déjanos tu comentario

*No necesitas registrarte





Guardar mis datos en el sitio, para la próxima vez que comente.